Country, Bluegrass and blues, o como comúnmente se conocía y pasó a ser parte de la historia, CBGB. Fue en diciembre de 1973 cuando pasó a ser la cuna del Punk y del New Gave, allí los artistas se daban a conocer y nacieron bandas tan míticas como The Ramones, Blondie o Talking Heads.

Este local situado en el nº 315 de la calle Bowery en Nueva York, es decir, una de las zonas más marginales de la gran manzana, que con el paso del tiempo se convirtió en una extensión del Soho neoyorkino.  Este auge por la zona fue el principio del fin para su creador Hilly Kristal, que cerró las puertas en 2006 por impago de alquiler.  Blondie y Patti Smith fueron las encargadas de dar el último show.

El local que vio como se creaba la corriente de música y vestir, para mi gusto más mágica, hoy en día se dedica a vender ropa masculina con precios de Alta Costura, una antítesis de lo que la música Punk representaba.

Exterior-CBGB
Interior-CBGB

The Ramones fue uno de los grupos causantes de consagrar este local.  Pocos días antes de su debut en el icónico CBGB, The Ramones ensayaba frente a un escaso público en el estudio de grabación Performance Studios. Entre los asistentes estaba Tommy Erdelyi, futuro batería de la banda, que hacía los papeles de manager.  Fue el 16 de agosto de 1974, cuando actuaron por primera vez en el bar, provocando un antes y un después, tanto en la historia de la música punk, como en su carrera.  El set-list contó con canciones como “Now I wanna sniff some glue”, “I don’t get involved with you”, “I don’t like nobody that don’t like me”.

El estilismo de “The Ramones” creó una tendencia que hoy en día se sigue llevando.  Fueron los primeros en mezclar camisetas de grupos con chupas de cuero, algo tan común en nuestra sociedad que hasta cuesta pensar en qué momento no se llevaba este estilo.  Comenzaron a vender merchandising propio en sus conciertos, lo que llevó a consagrar su ya mítico logo, diseñado por Arturo Vega, inspirándose en la política militar de Washington, logró crear algo “lo más típicamente americano posible”.  En la actualidad existen pocos armarios que no posean una camiseta de este icónico grupo, algunos vacíos de historias y otros entusiasmados ante la posibilidad de poder contar las anécdotas de esa música.

The-Ramones02
The-Ramones03
The-Ramones04

Hemos hablado del local que vió nacer este estilo, del grupo que para mí, junto a los Sex Pistols, son los pioneros, pero ahora toca hablar del género en sí, del PUNK.

Porque en Estados Unidos de 1969, concretamente en la ciudad de Detroit ya comenzaba a crearse un sonido propio que quería romper con ese estilo hippie que estaba establecido, los encargados de esta ruptura fueron bandas como MC5 y The Stooge. Pese a que el protopunk de mediados de los 60 en Nueva York contaba con La Velvet Underground de John Cale y Lou Reed, no hicieron que los New York Dolls en 1971 diseñaron un estilo de rock and roll que rompía con todo lo establecido por Chuck Berry o Elvis Presley dando pie al crecimiento de un estilo que sigue marcando generaciones como una reacción ante el desempleo, falta de expectativas y cansancio ante la inestabilidad política de la época.

No fue solo en EE.UU. donde el punk se fue estableciendo. En el número 430 de la calle King’s Road de Londres, nacía una tienda de ropa alternativa con la idea de traer y crear la estética que se llevaba en el CBGB. Esta tienda fue la mítica “SEX” dirigida por Vivienne Westwood y Malcolm McLaren, allí se creaba la tendencia punk, los diseños de la tienda enfrentaban los tabúes sociales y sexuales, además de camisetas con el eslogan “Prick Up Your Ears” extraído de un texto de la biografía del protopunk Joe Orton en el que afirmaba lo bien que le quedaba la ropa barata. En la tienda además se podía encontrar vaqueros con bolsillos de plástico transparentes, camisas blanqueadas con lejía, teñidas y bordadas con parches de Karl Marx con textos anarquistas.

La estética Punk con el paso de los años ha sido muy señalada por ropas rasgadas unidas por imperdibles, estos mismos utilizados como piercings en la mejilla, crestas longitudinales y el estampado tartán, que no era más que una protesta contra la clase alta inglesa, denominados preppy. Fue Vivienne Westwood quien creó varios diseños con este tejido al más puro estilo Punk.

tienda-sex-london
sex-pistols
vivienne-westwood-malcolm-mclaren

Tal y como hicimos en el post del Studio 54, os voy a dejar links que recopilan todas las vivencias de la época, porque en (2013) estrenaron la película CBGB interpretada entre otros por Rupert Grint y Alan Rickman, existe un documental sobre el PUNK, que está en youtube donde los propios integrantes de las bandas cuentan desde su propio punto de vista cómo vivieron todo este movimiento.  Pero si lo que quieres es un poco de romance, también tienes la película “Sid & Nancy” (1986) basada en el romance entre el integrante de los Sex Pistols y Nancy Spungen, interpretados  por Gary Oldman y Chloe Webb, respectivamente.